Una de las principales universidades de EE. UU. cambia la conversación con los principios de LAN Moderna para mejorar sus resultados

Michigan State University (MSU) fue fundada hace más de 150 años. Hoy en día, más de 10.000 académicos y personal de apoyo atienden a más de 50.000 estudiantes. MSU fue clasificada por Times Higher Education como una de las 100 mejores universidades del mundo y en el 8% de las mejores universidades de los Estados Unidos. Para continuar con su compromiso con una educación de clase mundial, la universidad decidió que era hora de modernizar sus capacidades de comunicación.

MSU dependía de un sistema de comunicación analógico obsoleto que ya no podía satisfacer las demandas de la organización. El sistema telefónico existente se estaba volviendo demasiado costoso de mantener y no podía admitir las características modernas en las que la organización estaba interesada. Michigan State University decidió que era hora de modernizar la voz de IP en todo su campus de más de 350 hectáreas. Sin embargo, la universidad primero tendría que abordar barreras claves en su red y el impacto ambiental de la actualización de la infraestructura física.

Cuidado del Medio Ambiente

Michigan State University está comprometida a hacer del mundo un lugar mejor a través de la innovación y la investigación. Su programa AgBioResearch ya ha hecho increíbles avances en alimentos, salud y medio ambiente. Las iniciativas de investigación se centran en reducir el desperdicio de alimentos, crear sistemas de recursos naturales resilientes y maximizar la seguridad alimentaria.

Cambie la Conversación, Mejore el Resultado

A medida que la Michigan State University planeaba su transformación digital, establecer la infraestructura de red necesaria se convirtió en el obstáculo más difícil. La organización descubrió NVT Phybridge y fue introducida a los principios de LAN Moderna. Desarrollados por Frost & Sullivan, los principios de LAN Moderna brindan una mejora en las filosofías de diseño de redes tradicionales para reducir costos, eliminar interrupciones y garantizar una modernización ambientalmente responsable a IP e Internet de las Cosas. Al utilizar los principios de LAN Moderna, la Michigan State University descubrió la oportunidad de aprovechar su infraestructura de voz existente y probada para respaldar la nueva solución de comunicación IP.

Michigan State University realizó una prueba de concepto sin compromiso para probar la solución en su entorno. Después de unos pocos pasos de configuración simples, el switch PoLRE®, con tecnología SmartPathPoE, transformó la infraestructura UTP de un solo par existente en una ruta IP con energía, asegurando conexiones de punto a punto simples y seguras desde el punto final a la aplicación. El switch PoLRE extiende la potencia a través de Ethernet (PoE) hasta 1.200 pies (365 m) de la aplicación, cuatro veces más que los switches PoE estándar, lo que garantiza que la universidad pueda conectar los nuevos teléfonos IP exactamente donde se necesitaban. MSU quedó impresionada con la solución ambientalmente responsable, ya que pudieron:

  • Evitar que más de 12 toneladas de residuos electrónicos de cableado acabaran en un vertedero.
  • Eliminar la necesidad de instalar más de 100 armarios IDF gracias a las capacidades de largo alcance de la solución, reduciendo considerablemente la complejidad de la red y el consumo continuo de energía.

Un Mejor Retorno de la Inversión

Michigan State University adoptó un enfoque proactivo para encontrar nuevas y mejores formas de respaldar sus objetivos de modernización a PI de una manera financiera y socialmente responsable. Al aplicar los principios de la LAN Moderna y aprovechar tecnologías de switches innovadoras, la universidad pudo:

  • Reducir los costos de infraestructura en más de $2.000.000.
  • Acelerar la instalación evitando años de cableado, requisitos de armarios IDF y trabajos de construcción.
  • Implementar más de 4.000 teléfonos IP nuevos sin interrupciones para el personal y los estudiantes.
  • Mantener una red físicamente separada y cibersegura para voz que sea fácil de administrar.
  • Encontrar una solución sin compromiso que eliminó el riesgo y la complejidad del proyecto.

“Nuestros edificios más antiguos no tenían una sala de comunicación a 100 metros de donde necesitábamos los nuevos teléfonos IP. Las capacidades de largo alcance de PoLRE nos permitieron soportar los nuevos teléfonos IP exactamente donde los necesitábamos, conectando cada uno a una ubicación central”, dijo Nicholas Kwiatkowski, Gerente de Comunicaciones Unificadas de la Michigan State University. “PoLRE nos permitió mantener nuestra red físicamente separada para voz, asegurando que nuestro sistema de comunicación de emergencia permaneciera operativo en caso de un corte de energía u otro evento”.

Si tiene un proyecto de modernización de IP / IoT próximamente, nos encantaría ayudarlo. Haga clic a continuación para reservar una reunión individual con uno de nuestros Consultores de Transformación Digital.

Síguenos en las Redes Sociales